Quique Setién: el cerebro del Logroñés

Enrique Setién Solar, conocido en el mundo del fútbol como Quique Setién, fue uno de los jugadores con más clase y técnica que tuvo el CD Logroñés en sus años de Primera División. Era un centrocampista creador y con gran visión de juego; ‘el cerebro del equipo’, según la prensa, que llevaba el timón por su clarividencia mental. Luego, entrenó al Logroñés fugazmente durante la temporada del descenso a Tercera (2007-2008).

Nació en Santander el 27 de septiembre de 1958 y empezó jugando en el equipo de su tierra. A los 26 años, pasó al Atlético de Madrid por 48 millones de pesetas (288.478,87 euros) y se convirtió en ‘la nueva estrella’, hasta que chocó con Jesús Gil. Era un ‘magnífico futbolista’, pero fue despedido. “Vive solo y frecuenta discotecas acompañado de mujeres, comportándose de manera ostentórea”, alegó el dirigente colchonero.

En aquel momento, pensó retirarse en el Racing de Santander, pero, camino de los 31 años, se incorporó a nuestro equipo, donde ‘reverdeció laureles’, según la prensa, y ‘revivió una segunda juventud’. Aquí estuvo cuatro temporadas (1988-1992), jugó 133 partidos y marcó 23 goles, entre ellos el número cien en la máxima categoría. “Suplir a Quique Setién va a ser bastante difícil en el Logroñés”, dijo David Vidal.

Era ‘un jugador de corte técnico, nacido para jugar al fútbol y no para destruir’, que se ganó el cariño de los aficionados. Luego, volvió al equipo de su tierra y colgó las botas en el Levante a los 37 años. Fue internacional y, tras su retirada, ha dirigido a varios equipos, como el Lugo, Las Palmas o el Betis. Una faceta en la que posee gran prestigio, siendo premiado como el mejor entrenador de la Liga BBVA en 2016.

Comentarios

el blogroñés 19 de febrero de 2019
Quique Setién tenía un año más de contrato con el CD Logroñés, pero solicitó una revisión porque se consideraba mal pagado “respecto a lo que otros compañeros están cobrando, dada mi responsabilidad”. Eguizábal le dio la baja y él volvió al Racing de Santander. “Jugando aquí he ganado más prestigio que nunca antes tuve en mi tierra”, dijo en su despedida.
el blogroñés 19 de febrero de 2019
“Si se vende a los mejores, es muy difícil que podamos mantener el juego y el buen fútbol de la temporada pasada”, alertó David Vidal tras la marcha de Quique Setién y Polster, entre otros, en verano de 1992, cuando Eguizábal empezó a descapitalizar el CD Logroñés y nuestro equipo iniciaba la cuesta abajo. “Se pondrá muy difícil mantener el equipo”, dijo entonces.

Publicar un comentario

(*) Campos obligatorios

Buscar

Archivo

Sígueme