Noly: pieza clave en los ascensos

Manuel Baltasar Alonso Méndez, conocido en el mundo del fútbol como Noly, fue un jugador fundamental en los ascensos del CD Logroñés a Segunda División en 1984 y a Primera en 1987, con el gol definitivo ante el Valencia (1-0). Era un defensa central fuerte y con un potente golpeo de balón, que jugó en nuestro equipo cuatro temporadas (1983-1987) y destacó por su regularidad. “Un buen futbolista”, según Delfín Álvarez.

Nació en Vigo (Pontevedra) el 13 de noviembre de 1959 y se formó en las categorías inferiores del Celta de Vigo, en cuyo primer equipo debutó con 19 años en Segunda. Luego, no tuvo muchas oportunidades y fue cedido al Celta Turista y, después, al Lleida, antes de volver en 1982. Pero no cuajó y fichó por el Logroñés, donde, desde el inicio, rindió a un excelente nivel en cualquier posición de la defensa.

Solía jugar de central, pero también ocupó el puesto de lateral en ambas bandas e incluso de libre, con ‘una garra y fuerza impresionantes’, según la prensa. Era un ‘jugador superrentable’ por su ‘calidad y regularidad’. Uno de los que más partidos disputó con nuestro equipo en Segunda. Tuvo el honor de ser el autor del gol del ascenso a Primera. Lo daba todo en el campo y era un buen lanzador de faltas.

Un jugador muy completo. Aquí disputó 173 partidos y logró 11 goles. Fue capitán, pero no pudo debutar en la máxima categoría con el Logroñés porque en 1987 fue recuperado por el Celta. Ahí estuvo a punto de clasificarse para la Copa de la UEFA, junto a Rodolfo. También jugó en el Elche y se retiró en el Pontevedra en 1993. Es entrenador nacional de fútbol y dirige en Vigo una empresa de regalo promocional.

Comentarios

el blogroñés 9 de marzo de 2019
En su primera temporada en el CD Logroñés, Noly jugó todos los partidos de Liga. Y en la siguiente, 37, porque uno fue disputado por juveniles a causa de la huelga. En ambas recibió el premio al jugador más rentable, organizado por Antena de Rioja. En la temporada 1984-1985, además, ganó el trofeo del diario ‘AS’ al mejor jugador de Segunda División.
el blogroñés 9 de marzo de 2019
Una vez enrolado en las filas del Celta de Vigo, Noly se enfrentó al CD Logroñés en tres ocasiones. La última, el 4 de junio de 1989 en Las Gaunas (1-1), donde recordaba que el gol del ascenso a Primera División fue el gol de su vida “y eso no se olvida, pero lo mejor fue que en todos los años que estuve aquí hubo una armonía muy grande”.

Publicar un comentario

(*) Campos obligatorios

Buscar

Archivo

Sígueme