Rodolfo: el mejor lateral de Segunda División

Rodolfo Dapena Dapena, conocido en el mundo del fútbol como Rodolfo, fue “el mejor lateral de Segunda División” en los inicios de los años 80, según Chuchi Aranguren, y jugó en el CD Logroñés tres temporadas (1983-1986), en las que dio un gran rendimiento y colaboró en el ascenso a Segunda en 1984. Luego, a sus 26 años, fue fichado por el Atlético de Madrid por unos 20 millones de pesetas (120.202,42 euros).

Nació en Pereira de Montes, en el municipio ourensano de A Merca, el 4 de mayo de 1960, y empezó a jugar en el Outomoro, desde donde pasó al Ourense. Era una de las más firmes promesas del fútbol gallego y fue convocado por la selección nacional sub-19, pero el servicio militar frenó su progresión. Jugaba en el Lalín cuando el Celta de Vigo se interesó por él, pero Delfín Álvarez se anticipó y lo trajo a nuestro equipo.

“Lo tuve dos años en el Ourense”, argumentó el entrenador, “y es un jugador importante que este año puede salir hacia arriba”. El 11 de septiembre de 1983, debutó en Baracaldo (0-4) y, desde entonces, se convirtió en ‘pieza clave’ del Logroñés, según la prensa. Aquella temporada ganó el trofeo al jugador más regular. En la siguiente, sufrió una importante lesión en noviembre y estuvo once jornadas en blanco.

Volvió a ser el de siempre en su tercera y última campaña: un defensor firme y con gran condición física, que subía la banda constantemente y “hace mucho daño en ataque”, en palabras del técnico. Aquí jugó 115 partidos y marcó tres goles. Luego, estuvo en el Atleti, el Celta de Vigo y el Betis, antes de regresar a casa. En 1999, se retiró en el Lalín. “El Logroñés fue mi trampolín para proyectarme hacia arriba”, dijo en 1987.

Comentarios

el blogroñés 29 de junio de 2019
Ya avanzada su primera temporada en el CD Logroñés (1983-1984), el Espanyol se interesó por Rodolfo. Luego, cuando fichó por el Atlético de Madrid en verano de 1986, junto a Julio Salinas, tanto el Oviedo como el Elche, ambos de Segunda División, habían realizado ofertas por él cercanas a cinco millones de pesetas (30.050,61 euros) por año.
el blogroñés 29 de junio de 2019
El 24 de noviembre de 1984, Rodolfo se lesionó en Tenerife (2-0) ‘en una desgraciada jugada’, según la prensa, y estuvo de baja casi tres meses. Sufrió un fuerte esguince en su tobillo izquierdo y, tras ser tratado sin éxito en San Sebastián por el doctor Echevarren, se puso en manos del masajista Manolo y de su hijo, que aceleraron su recuperación.
el blogroñés 29 de junio de 2019
Rodolfo no era un defensa al uso, ya que, aunque era buen marcador, terminaba convirtiéndose ‘en un extremo más’, según la prensa. Se iba arriba ‘con alegría y peligro’, siendo capaz de llegar a la línea de fondo y de centrar con criterio. Solía pasarse los partidos ‘corriendo la banda con fuerza y cerrando el paso con autoridad a sus contrarios’.

Publicar un comentario

(*) Campos obligatorios

Buscar

Archivo

Sígueme